Se espera que las importaciones de limón argentino se dupliquen en los EE.UU.

A pesar de los problemas de clima y tamaño, Argentina espera haber duplicado sus envíos de limón a los Estados Unidos para cuando finalice la temporada el próximo mes.

Ha habido retrasos considerables al comienzo de la temporada para la cosecha en Tucumán, de donde proviene el 80% de la producción nacional, debido a las fuertes lluvias y el paro de los transportistas.

Esto dio paso a la descarga de toneladas de fruta debido al tamaño y porque no podía procesarse industrialmente, reduciendo las exportaciones en un 20%.

En general, los expertos consultados por La Nación estiman que la campaña actual, que se extiende desde Abril hasta fines de Agosto, producirá un total de 1.5 millones de toneladas de limones producidos; En 2018 hubo 1.6 millones de toneladas.

Pablo Padilla, presidente de la Asociación de Cítricos del Noreste de Argentina, explicó a Elonce que, “con casi 50 días de lluvia en el otoño, hubo un retraso significativo en la cosecha y la fruta desarrolló un tamaño mayor que el requerido para la exportación. Esto obligó a asignar un mayor porcentaje de limones a la industria que llenaba su capacidad de procesamiento y por eso era necesario deshacerse de parte de la producción”.

Sin embargo, Padilla continúa afirmando que, aparte de este retraso y menores niveles de exportaciones a otros destinos, como Europa, se exportarán 23,000 toneladas a los Estados Unidos, lo que duplicaría la cantidad exportada el año pasado.

Se estima que el 77% de la producción nacional de limones de Argentina se destinará a las industrias de jugos, pulpa, aceite y piel deshidratada, mientras que el 18% se exportará como fruta fresca.

In English

A pesar de los problemas de clima y tamaño, Argentina espera haber duplicado sus envíos de limón a los Estados Unidos para cuando finalice la temporada el próximo mes.

Ha habido retrasos considerables al comienzo de la temporada para la cosecha en Tucumán, de donde proviene el 80% de la producción nacional, debido a las fuertes lluvias y el paro de los transportistas.

Esto dio paso a la descarga de toneladas de fruta debido al tamaño y porque no podía procesarse industrialmente, reduciendo las exportaciones en un 20%.

En general, los expertos consultados por La Nación estiman que la campaña actual, que se extiende desde Abril hasta fines de Agosto, producirá un total de 1.5 millones de toneladas de limones producidos; En 2018 hubo 1.6 millones de toneladas.

Pablo Padilla, presidente de la Asociación de Cítricos del Noreste de Argentina, explicó a Elonce que, “con casi 50 días de lluvia en el otoño, hubo un retraso significativo en la cosecha y la fruta desarrolló un tamaño mayor que el requerido para la exportación. Esto obligó a asignar un mayor porcentaje de limones a la industria que llenaba su capacidad de procesamiento y por eso era necesario deshacerse de parte de la producción”.

Sin embargo, Padilla continúa afirmando que, aparte de este retraso y menores niveles de exportaciones a otros destinos, como Europa, se exportarán 23,000 toneladas a los Estados Unidos, lo que duplicaría la cantidad exportada el año pasado.

Se estima que el 77% de la producción nacional de limones de Argentina se destinará a las industrias de jugos, pulpa, aceite y piel deshidratada, mientras que el 18% se exportará como fruta fresca.

In English

Marco Campos is Media Coordinator, Latin America for Blue Book Services